Ingredientes

4 pechugas de pollo deshuesadas, sin piel y partidas a la mitad

2 pimientos rojos

2 pimientos amarillos

2 barras de 190 gramos de queso crema

2 latas de leche evaporada

Aceite de oliva extra virgen

Sal y pimienta

Instrucciones

Calienta una sartén con un poco de aceite de oliva extra virgen, y dora en este las mitades de pechuga de pollo previamente salpimentadas. Cuando estén doradas por ambos lados, agrega al sartén ½ taza de agua, tapa, baja el fuego y deja cocer hasta que el pollo esté tierno.

Corta los pimientos en tiras pequeñas y sofríelos en una cacerola con una cucharada de aceite de oliva extra virgen. Cuando estén tiernos pasa la mitad de los pimientos a la licuadora con el queso crema y la leche evaporada y procesa hasta obtener una salsa de textura suave. Dependiendo del tamaño de tu licuadora puede que necesites hacerlo en partes.

Vacía la crema de pimientos sobre los pimientos salteados que quedaron en la cacerola, sazona con sal, y a fuego bajo permite que hierva por dos minutos.

Para servir, rebana la pechuga y báñala con la crema de pimientos, decora con un poco de pimientos crudos cortados finamente.

Imprimir