Ingredientes

  • 2 tazas de arándanos congelados o frescos
  • 1 taza de vino Carmenere
  • 1/4 taza de Balsámico oscuro con Moras Negras y Jengibre
  • 1 queso brie redondo

Instrucciones

En una cacerola pequeña coloca los arándanos, el vino y el balsámico. Revuelve y cocina a fuego medio, una vez que empiece a hervir déjalo hervir por 10 minutos o hasta que se reduzca el líquido y tenga una textura más viscosa. Apaga el fuego y deja enfriar.

Cuando vayas a servir, precalienta el horno a 180° C.

Coloca el queso brie sobre papel pergamino o en una fuente para horno.

Coloca la salsa de arándanos encima del brie y hornea por 8-10 minutos o hasta que los lados del queso se sientan blandos.

Sirve de inmediato caliente.

Imprimir