Ciertamente no tienen ningún parecido ni sabe cerca, pero el aceite de oliva y la leche materna son sorprendentemente similares.

El aceite de oliva extra virgen contiene Omega 3 y Omega 6 en proporciones similares a la grasa de la leche materna y el mismo porcentaje de ácido linoleico haciéndolo un alimento indispensable para la mielenización de las fibras nerviosas y desarrollo del cerebro. Es fácil de digerir y ayuda el funcionamiento gástrico, previniendo el fenómeno de constipación y cólico.

La vitamina D contenida en el aceite de oliva extra virgen lo hace una opción invaluable para el crecimiento de los bebes y niños porque regula el calcio y fósforo, promoviendo la toma de los minerales que son esenciales en el proceso de osificación. Esto le da a los niños una protección añadida a los huesos de las fracturas en sus primeros años y reduce el riesgo de osteoporosis  en las edades maduras.

En estudios recientes se ha encontrado un incremento en los niveles de colesterol en los niños, un gran influyente en la obesidad que afecta uno de cada tres niños entre 6 y 9 años.  Ya que el aceite de oliva disminuye los niveles totales del colesterol, LDL y triglicéridos, los doctores han recomendado reemplazar la grasa animal con aceite de oliva para ayudar a combatir el incremento de obesidad en niños.

También se ha reportado un bajo riesgo de asma en madres quienes han consumido una consistente cantidad de aceite de oliva durante su embarazo. Se han encontrado que sus bebes han desarrollado un mayor sistema inmunológico, han reducido el riego de rinitis y alergias.

Inclusive se ha dicho que el aceite de oliva EV es efectivo para la cura de la dermatitis seborreica. Aplique a las partes afectadas por la dermatitis antes de su limpieza normal, las propiedades hidratantes del aceite de oliva pueden actuar como un remedio natural.

Los doctores en Italia recomiendan usar aceite de oliva en los alimentos sólidos para bebes que están dejando progresivamente la leche materna. Inclusive ellos recomienda añadirlo en la formula para aprovechar los beneficios de esta sustancia, especialmente en bebes sufriendo de cólicos. Esto es porque el aceite de oliva puede facilitar el proceso gástrico y su contenido de oleuropein, una substancia que es un antinflamatorio natural que reproduce el efecto del ibuprofeno, cuyo ingrediente activo es ampliamente usado  en la producción de medicamentos para el dolor.

Esto fue discutido con mayor profundidad por el Dr. Saverio Pandolfi, del Italian Institute of Plant Genetics. Los investigadores dicen que aceite de oliva es el alimento que más se asemeja a la leche materna para bebes y ellos recomienda comenzar con una cucharadita de aceite de oliva extra virgen de alta calidad en cada comida preparada para el bebé.

“Aceite de Oliva es placentero para cada niño, porque le recuerda la leche materna, aun tambien pera aquellos que no han tenido aceite de oliva en su dieta” dice Pandolfi.

Plasmon, una de las compañías mas populares en alimentos para bebes en Italia produce aceite de oliva para bebes en destete. Esta hecho con aceitunas  producidas y prensadas en Italia, y solo con técnicas que la compañía, dice asegura que mantienen el aceite con sus beneficios saludables. La dieta mediterránea empieza desde muy temprano en Italia.

Artículo Original en Inglés

Imprimir